Por Juan Pablo Sánchez

El 1.0 nos abrió el camino. Llegó la Revolución Industrial, y con ella el desarrollo de productos. Muchísimos productos. Nos lo mostró Chaplin, la rueda parecía imparable: la gente también trabajaba para, justamente, desarrollar estos productos, y así nació la capacidad adquisitiva y los compradores con necesidades físicas.

Sigue leyendo >>