31-mar-2015 8:52:00


Tras la huella de las tourist experiences en España

Escrito por Juan Pablo Sánchez

En España somos competitivos en el sector turístico, eso lo sabemos todos. Pero aún estamos en modo de pruebas en lo que a tourist experiences o turismo experiencial se refiere. La promoción de este tipo de turismo tiene mucho más que ver con el marketing emocional o el branding emocional que con la publicidad tradicional, que hoy en día se lleva la mayor parte de la inversión de las empresas del sector en España.

Sin embargo, cabe mencionar que hay algunas empresas que ya se han lanzado a ofrecer tourist experiences en España. Y hay que decir que la experiencia no les ha resultado nada mal.

Tal como señaló el estudio de la Comisión de Turismo de Canadá —del que ya os hablamos la semana pasada—, la inmersión, la mezcla con la cultura de destino y la conexión con los locales son algunas de las experiencias que mayormente buscan las personas que viajan fuera de su país. En España, algunas empresas del sector turístico se han dedicado algo más a usar el “estudio de mercado” para atraer a sus clientes. Esto es, conocer bien a los diferentes perfiles de turistas y, a través de ello, averiguar lo que buscan los turistas que llegan a nuestro país. Así han podido ofrecerles experiencias de valor, memorables, que puedan llevarse a casa recordar y transmitir, a años luz de los tópicos toros, paella, sol y playa. Es algo parecido a ofrecer una buena experiencia de compra de la que ya os hablamos en el blog de Street Marketing.

Tres destacables tourist experiences en España

Para fomentar la gestión de productos y actividades turísticas con este “valor añadido” a través de un enfoque más experiencial, Turespaña, a través del Instituto de Estudios Turísticos (IET) y con la colaboración del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), impulsó el análisis de 11 casos de éxito de turismo experiencial en un estudio titulado Experimentando el éxito: creación y paquetización de experiencias turísticas, casos de éxito y experiencias de éxito para el turismo.

De él hemos extraído los que nos han parecido los 3 mejores ejemplos de turismo experiencial made in Spain.

1. Irse de compras con una coolhunter en Barcelona.

La start-up barcelonesa WeBarcelona descubrió que, hasta el momento, había en la ciudad una oferta fragmentada de productos y proveedores únicos que ofrecían básicamente un “servicio” o “establecimiento con servicios” sin pensar en una experiencia Premium y holística. La Fashion&Beauty Experience es una experiencia que cubre media jornada orientada básicamente a las mujeres, y ofrece un paquete completo: un tour de shopping en las boutiques más in de Barcelona, tratamientos de belleza e incluso la compañía de una coolhunter —profesionales reconocidos del sector de la moda e iconos de la vida local— como acompañamiento. El producto es relativamente nuevo: se lanzó hace ahora dos años y la experiencia está creciendo cada día en demanda.

 

 

 

2. Pilotar un coche de Fórmula 1 en un circuito real de Madrid

La empresa emiliodevillota MOTORSPORT fue creada, como su propio nombre indica, por Emilio de Villota, expiloto de Fórmula 1. Las instalaciones de la escuela permiten, hoy en día, disfrutar de primera mano de la experiencia de conducir un Fórmula 1 en un escenario real: el Circuito Internacional de Jarama, en San Sebastián de los Reyes, Madrid. La experiencia se dirige a aquellos apasionados de la Fórmula 1 que han soñado alguna vez estar en un box privado y pilotar un fórmula 1, aficionados a la velocidad que pueden tener una experiencia única al volante, sintiéndose como profesionales. Esta tourist experience incluye una clase teórica impartida por el expiloto, el equipamiento completo, la vuelta de reconocimiento en un turismo de última generación, y, para el recuerdo, una foto del momento de la experiencia y un diploma acreditativo.

No sólo eso: la empresa es consciente de los “males” que la afición a la velocidad lleva consigo y ofrece también experiencias para mejorar las habilidades de conducción, para evaluar las capacidades ante situaciones El éxito de esta experiencia radica también en la colaboración entre empresas del sector, que permiten ofrecer un paquete a medida y de calidad. En este caso, se unen a Emilio de Villota Motorsport las firmas Castrol Edge, Galfer, Monlau Competición y Varlion. Toda una garantía.

tourist-experiences-en-espaa_content1-860261-edited


3. Una cata de vino con valor añadido en el País Vasco

Basquetour es una sociedad pública creada en 2006 por el Gobierno Vasco para liderar el impulso e implementación de la estrategia de competitividad del turismo vasco. Algunas de las experiencias de “paquetización” turística que ha desarrollado esta entidad son: “Territorio Idiazábal” con vistas y catas en las queserías, “Viaje Sensorial” en Villa Lucía” a través de una experiencia en 4D relacionada con el vino, “Santurtzi: Las Ballenas y el Mar para disfrutar de la compañía de las ballenas, o el “Laboratorio Enológico Submarino”, que combina el buceo con la cata de vinos envejecidos bajo el agua.

tourist-experiences_cabecera-1-014060-edited


Estos circuitos del País Vasco tienen como ejes la enología, gastronomía, el Camino de Santiago y los pueblos medievales. Su público objetivo son los turistas con motivaciones relacionadas con la cultura, la gastronomía y la naturaleza. Y parece que han llegado a ellos, porque los resultados obtenidos con estas experiencias son positivos, consiguiéndose “efectos multiplicadores del turismo”, tal como afirma el estudio.

Como en otros casos, la gran cantidad de agentes locales implicados hace que se beneficien otros colectivos y empresas implicados en la actividad, algo que también incide en la economía general de la región.

A juzgar por estos casos de tourist experiences en España, todo parece indicar que España tiene un gran potencial para el “emoturismo”, que nace de la conjunción de emoción + turismo.

En A Small Job ya hemos tenido alguna buena experiencia con el turismo. ¿Quieres verla?

Image credits: http://www.basquetour.eus/

Juan Pablo Sánchez

Written by Juan Pablo Sánchez

Fundador de A Small Job y Maestro Jedi con más de 15 años de experiencia en comunicación y eventos. La fuerza le ha permitido desarrollar poderes creativos y estratégicos que aplica en cada trabajo.