Por Mario García

¿Te suena la típica imagen de las calles de una gran ciudad a hora punta, saturadas de tráfico? ¿La forma un tanto agresiva en que todos los coches intentan avanzar hacia su objetivo? Así está ahora mismo el espacio de la publicidad y el marketing, un espacio donde las vías convencionales están ya saturadas.

Sigue leyendo >>